Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No Ratings Yet)
Cargando…

Educación canina para una óptima convivencia

Al tener una mascota, sobre todo cuando se trata de un perro, se adquieren una serie de responsabilidades las cuales te acompañarán durante toda la vida de tu pequeño amigo peludo. Entre estas responsabilidades tenemos desde las más conocidas hasta otras que simplemente no le prestamos atención, no es solo recoger los desechos de tu perro y sacarlo a pasear, hay muchas cosas que debes hacer si quieres que la convivencia entre tú y tu mascota sea la más óptima; y entre estas cosas que debemos hacer, se encuentra la educación canina.

educación canina

Así es, como si se tratara de un niño más de la familia, a nuestros perros hay que educarlos, enseñarlos, y en este artículo te explicaré las pautas generales respecto a la educación que debemos darle a nuestros perros, lo que esto conlleva y la dificultad que puede tener el educar o entrenar a nuestros amigos peludos.

Educación canina

Para empezar, debo decirte que la educación canina tiene muchos aspectos y factores que debemos considerar al momento de enseñar o “entrenar” a nuestro perro, además, necesitas armarte de mucha paciencia y sobre todo disciplina, ya que necesitarás de ambas para que el entrenamiento de tu amigo peludo sea efectivo y rinda frutos. Ahora que tienes esto en mente, comencemos con lo básico del entrenamiento canino.

Aspectos básicos del entrenamiento canino que debes tomar en cuenta

Debes saber que para comenzar el entrenamiento de tu amigo canino deberás tomar en cuenta aspectos tales como la edad del perro y el “entorno” en el cuál este vive.

Edad del perro

Lo recomendable es que comiences a entrenar a tu perro desde una temprana edad, es decir, desde que son cachorros, y siempre y cuando tenga una edad superior a los 3 meses. ¿Por qué es recomendable desde cachorros? Porque durante esta edad los perros pasan por una etapa de adaptación y de constante aprendizaje de su entorno, todo con la finalidad de amoldarse al lugar en donde habita, y esto debemos aprovecharlo lo mejor que podamos.

Generalmente, las madres de los cachorros les dan las pautas básicas de sociabilización y de convivencia entre perros, usando como ejemplo a sus hermanos. En caso de que nuestro cachorro no haya tenido la oportunidad de convivir con sus hermanos ni con su madre, nosotros deberemos darle la educación canina adecuada para que estos puedan sociabilizar sin problema alguno con otros perros, de esto hablaremos más adelante.

educación canina 2

Claro, recuerda que solo es una recomendación y no una regla que te indique que únicamente puedes entrenar a tu perro desde que es un cachorro. En muchos casos, esto no es así, bien sea porque tu mascota es adoptada y ya tiene una edad un tanto avanzada o porque simplemente no te fue posible darle un entrenamiento adecuado. En todo caso, lo mejor es que comiences cuanto antes el entrenamiento de tu perro, desde el primer día en que este llega a casa.

Entorno donde vive el perro

Aunque no lo creas, este aspecto es importante para la educación de tu amigo peludo, ¿por qué? Porque este entorno determinará qué clase de comportamiento debe tener tu mascota y el tipo de educación canina que le darás.

Para que te sea más fácil entender, el tipo de entrenamiento que se le dará al perro puede variar si cambias el “entorno” del mismo, por ejemplo, en una ciudad, un perro debe saber comportarse de tal modo de que no afecte a ninguna persona ajena a su familia. Es decir, un perro debe estar entrenado y educado de tal manera de que este no vaya por la calle ladrándole a la primera persona que vea o peor aún, mordiendo a cualquiera que pase a su lado. También es bueno que el perro esté consciente de los peligros que se pueden presentar en la calle y de lo que puede y no puede hacer.

Un ejemplo de algo que un perro no debe hacer en la calle es recoger cosas del suelo para comer, esto puede resultar en que tu perro se enferme. Por otro lado, es recomendable que el perro aprenda a caminar siempre al lado izquierdo de su dueño, esto se debe a varios motivos, entre ellos podemos destacar que es más fácil para una persona llevar al perro de la correa con la mano izquierda, teniendo así la mano derecha libre para cualquier otra acción (saludar, recoger los desechos de tu mascota, o cualquier otra situación en la cual necesites una mano disponible). Claro, en caso de que la persona sea zurda, deberá educar a su perro para que este vaya siempre del lado derecho de su dueño.

QUIZÁS TE INTERESE ESTE ARTICULO  RAZAS DE PERROS AGRESIVOS, CUALES PUEDEN LLEGAR A SERLO MÁS

Otros aspectos básicos que influyen en el momento de la educación canina

Debes tener en cuenta de que tu perro te va a acompañar por un largo periodo de tiempo, por lo que una excelente educación canina es fundamental. Desde un primer momento debes marcar las “reglas del juego” en la convivencia. Si no te gustaría que tu perro hiciera ciertas cosas, es mejor que lo entrenes para evitar que las hagas. Claro, no cuartarás la libertad del mismo, pero es mejor que te ahorres los malos momentos con él. Un ejemplo de esto podría ser a aquellos que no les gusta que sus mascotas se suban en su cama; si eres una de estas personas, lo mejor es que lo entrenes para ello, de modo que él no se suba a tu cama sin tu consentimiento.

educación canina 3

Al igual que con algo tan simple como que se suba o no a tu cama, también deberás acondicionarlo para que viva en tu casa sin causar problemas, enseñarle en donde debe hacer sus necesidades, en donde comerá y beberá, que puede y que no puede agarrar; todo estas son pautas que deberás darle a tu mascota con ayuda de una educación canina eficiente, la cual, como ya te he mencionado, requiere paciencia y disciplina de tu parte.

Otro de los aspectos que debes tomar mucho en cuenta al momento de comenzar la educación de tu mascota, es que todos los perros son diferentes y tienen necesidades diferentes.

Así es, aunque es cierto que todos los perros tienen un comportamiento más o menos similar, la genética es algo que no pasa desapercibida. Muchas razas de perros son diferentes unas a otras, por ejemplo, hay perros que necesitan más ejercicio y quemar más energía que otros. Con esto no me refiero a que algunos perros pueden quedarse en casa todo el día y estarán tranquilos, sino que hay perros que necesitan una mayor cantidad de ejercicio (correr, jugar, convivir con otros perros, hacer algún deporte canino, etc.) en comparación a otros.

Para ponerte un ejemplo sencillo, comparemos un Chihuahua y un Alaskan Malamute. En un principio, lo más obvio es la diferencia de tamaño, un Chihuahua es un perro pequeño, mientras que un Alaskan Malamute puede tener un tamaño mediano y en otros casos grande. Un Chihuahua no necesita mucho ejercicio, es recomendable pasearlo y que camine y haga ejercicio, más sin embargo no es obligatorio que esto sea todos los días y el perro podría estar tranquilo durante algunos días sin salir; por otro lado, el Alaskan Malamute requiere agotar más energía, estos son perros que requieren ejercitarse a diario, por lo que requerirás dedicarle una hora de ejercicio al día a tu perro.

Seguro te preguntarás ¿qué tiene que ver esto con la educación canina de mi perro? Pues es muy sencillo, muchas veces el mal comportamiento de un perro puede deberse a que el mismo está buscando maneras de quemar esa energía “extra” y como resultado termina jugando con los muebles o las cosas de la casa, lo cual no es aceptable ya que terminará por dañar algo. Si quieres darle un entrenamiento adecuado a tu mascota es importante que lo mantengas ejercitado y contento, de esta forma el no “verá la necesidad” de usar los cojines de la casa como juguetes.

Consejos generales para educar correctamente a tu perro

Ya que sabes los aspectos básicos sobre la educación canina, te daré algunos consejos que te serán útiles durante esta etapa de entrenamiento de tu perro.

No lo hagas solo

Muchas veces no sabemos hacer las cosas; lo cual no está mal ya que siempre hay una primera vez para todo y siempre se puede aprender; pero mientras aprendes, será mejor que busques ayuda. Hay muchas formas de buscar ayuda sobre como entrenar a tu perro, lo más sencillo es buscar ayuda de un entrenador profesional, pero por supuesto, esto te costará dinero. Por otro lado también existe la posibilidad de buscar ayuda a través de Internet, solamente debes investigar y buscar un poco por la red, seguro que encontrarás algo útil.

educación canina 4

Otra opción es apoyarte en otras personas que tengan mascotas. Una de las mejores cosas de tener un perro, es que por regla general siempre terminarás conociendo a un par de amigos con perros con los que seguro te juntarás para pasear a las mascotas. Aprovecha la experiencia que ellos puedan tener cuidando y criando perros, seguro que alguno de ellos es un experto y ha tenido perros durante toda su vida. Esta es bastante recomendable, ya que de buenas a primeras te saldrá gratis, y tendrás un tema de conversación seguro con tus amigos amantes de los animales.

Los juguetes para perros son tus amigos

Compra uno que otro juguete para perros, no es necesario que compres toda la tienda, con un par de juguetes al principio bastará. ¿A que ayuda esto? Bueno, sencillo, los juguetes son una buena manera de mantener distraído a tus amigos peludos, sobre todo durante esos días en los que estás muy ocupado y no los puedes pasear. Mantendrás a tus peludos contentos y evitarás que rompan todas las reglas que te has esforzado en enseñarles.

QUIZÁS TE INTERESE ESTE ARTICULO  Yorkshire Colorful, una raza preciosa poco conocida

Hay muchos tipos de juguetes, de todos los tamaños y precios, puedes encontrar uno que se adecúe a tu mascota, mientras estés en la tienda puedes pedir ayuda a alguno de los dependientes y de seguro te ayudará a encontrar lo que estás buscando. Además, hay muchos tutoriales con los cuales podrás hacer juguetes caseros y otras cosas para mantener a tu mascota distraída.

Las recompensas son esenciales para el entrenamiento

Lo mejor que puedes hacer es recompensar a tu mascota luego de que hace algo bien, de esta forma estarás enseñando a tu perro que lo está haciendo bien, todo gracias al condicionamiento operante. Con esto quiero decir, si tu perro hace algo que para nosotros está bien, por ejemplo, no se subió a tu cama o no se comió la comida de la mesa mientras lo estabas entrenando, una recompensa hará que tu perro piense “si no hago tal cosa, me darán una recompensa, por lo que está bien”. Es una buena forma de entrenar y afianzar lo aprendido.

educación canina 5

Hay muchos tipos de recompensa que puedes dar durante la educación canina, ya sean caricias, abrazos, besos, permitirle jugar con su juguete, o incluso darle alguna golosina. Es importante que varíes el tipo de recompensa para que tu perro se acostumbre a hacerlo con ayuda de estímulos diferentes. Recuerda también tener cuidado con la cantidad de golosinas para perros que le das a tu mascota, un exceso puede resultar ser dañino para el mismo.

Principales errores que solemos cometer durante el entrenamiento canino

Muchas veces cometemos errores sin darnos cuenta, es por ello que aquí te enseñaré los más básicos que solemos cometer.

Dejar mucho tiempo sin reforzar lo aprendido

Esto es muy malo para la educación de tu mascota, sobre todo si es durante los primeros entrenamientos. Dejar sin reforzar lo aprendido a tu mascota puede resultar en una ineficiencia de entrenamiento, y por ende a tu mascota le puede costar más aprender lo que quieres enseñarle o incluso causar que tu perro pase de la lección. Cada que comiences un nuevo entrenamiento, debes reforzárselo tanto como puedas, sin cansarlo o abrumarlo con el entrenamiento. Unos 15 a 30 minutos al día pueden ser suficientes para enseñarle todo lo que desees.

Recuerda que una vez lo haya aprendido a la perfección no significa que nunca lo va a olvidar; puede que en algún punto el perro llegue a olvidar las pautas que le diste, sobre todo si se trata de algo que no ocurre a diario. Es importante que cada cierto tiempo le dediques un tiempo a reforzar su entrenamiento y todo lo aprendido.

Acostumbrarlos a un solo tipo de recompensa

Si acostumbras a tu mascota a un solo estímulo, esta no hará lo que quieres que haga a menos de que le muestres ese estímulo. Es importante que varíes los estímulos y de ser posible, prioriza los estímulos como caricias y cumplidos, mientras que dejas las golosinas para mascotas como última opción.

Tratar de enseñar muchas cosas a la vez

Es importante que durante la educación canina de tu mascota no exageres con la cantidad de lecciones, muchas veces por querer apresurarnos, terminamos enseñando a nuestro perro a dar la pata, a que se siente y que se acueste, todo a la vez; y esto es algo que no debemos hacer. Ve un paso a la vez, si empezaste con una lección, “no recibir comida de extraños” por ejemplo, no trates de enseñarle otra cosa mientras no terminas esta lección, de esta forma evitamos que nuestra mascota se confunda y termine aprendiendo mal las lecciones. Recuerda, la paciencia es necesaria para educar a tu perro.

Conclusión

Para concluir, la educación canina es un aspecto muy importante para conseguir una convivencia óptima con tu mascota. La misma puede resultar un reto para aquellos que tienen perros por primera vez y en ocasiones y dependiendo de las circunstancias, tiene un nivel de dificultad mucho mayor. Por otro lado, entrenar a tu mascota también puede resultar en una excelente forma de profundizar los lazos que los unen a ti y a tu perro. Sé paciente, puede que dures mucho tiempo educando a tu mascota, pero si te mantienes constante puedes lograr cosas increíbles, podrías conseguir tener un perro tan bien entrenado que incluso te hará el café en las mañanas o en su defecto, uno que no te dejará la casa destruida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */