Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Qué comen los caracoles

Para entender que comen los caracoles, es importante reflejar que suelen preferir diferentes alimentos que provienen de su hábitat natural. Lo que consumen dependerá de donde vive y el tipo de especie de caracol.

Lo que por lo general comen incluye plantas, frutas, verduras y algas. Un elemento común que les encanta son las plantas en descomposición, sin embargo cuando no encuentran alimentos prefieren la ingesta de tierra.

¿De qué se alimentan los caracoles?

Los caracoles son animales herbívoros, por lo tanto no les gusta la carne. Por lo general es común encontrar la visita de caracoles en el jardín de casa, porque allí encuentran frutas y verduras frescas para alimentarse. Si usan frecuentemente herbicidas o pesticidas, estos productos pueden ser causa de mortalidad de los caracoles casi sin darse cuenta.

Cuando la cantidad de caracoles se incrementa a diario, ya sea en el jardín del hogar o en un cultivo específico, puede transformarse en un verdadero dolor de cabeza.

Para cuidar a los caracoles, muchas personas intentan atraparlos en vez de matarlos, cuando son lugares pequeños y hay un control absoluto del espacio. Luego se pensará en dejarlos en libertad o venderlos como alimento. Algunas de las maneras más fáciles de agarrarlos consistirá en utilizar tapitas de cerveza en el jardín.

Esta técnica no se utiliza por los agricultores ya que tienen una extensión importante de tierra, lo que hacen es colocar alambres de cobre en el suelo. Parece que a la baba de los caracoles no les atrae para nada el cobre, lo que implica que se mantendrán bien lejos de los cultivos que están creciendo. Este proceso ha sido muy eficaz.

La alimentación de los caracoles

Por lo genera los alimentos que prefieren los caracoles son lo que cuentan con una buena cantidad de calcio, elemental para el mantenimiento de su cascarón duro para protegerse. Al momento de localizar sus alimentos, los caracoles usan su perfecto sentido del olfato para buscarlos. Su visión es todo lo contrario, no pueden ver muy bien ni lejos ni cerca.

Los caracoles son animales que gustan de la oscuridad, por eso tratan de buscar sus fuentes de alimentación durante la noche o durante las primeras horas de la mañana. Necesitan consumir más alimentos durante los meses invernales para el almacenamiento de grasas elementales para su vida mientras hibernan durante el invierno.

Cuando la comida escasea, durante los meses veraniegos, pueden poner sus cuerpos en estado de hibernación. Esto es beneficioso para los caracoles ya que permitirá la conservación de la energía y no tener que localizar comida extra, un mecanismo que le ofrece al caracol ser capaz de sobrevivir en condiciones climáticas difíciles.

Los caracoles tienen una lengua áspera, el término exacto se denomina “Rádula“. Estos animalitos cuentan con dientes diminutos que suelen trabajar muy bien con alimentos que quieren consumir. Si les interesa tener caracoles como mascotas, prestar atención a su dieta, ya que si le ofrecen alimentos con sal o azúcar, perecerán.

Normalmente se comenta que al instante de su alimentación hacen mucho ruido. Sin embargo, los sonidos que se escuchan no son por comer, sino que es una parte del cuerpo que se llama “Rádula” que va rompiendo lo ingerido mientras va encontrando el camino al tracto digestivo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */